Lavado y medio ambiente

Lavado y medio ambiente

 

Lavar, secar y planchar la ropa supone un 36% del impacto medioambiental total de una prenda media durante su uso.

Este porcentaje se puede reducir a menos de la mitad si hacemos elecciones inteligentes.

Puedes ayudar al planeta y a tu armario si lavas la ropa con menos frecuencia, reduces la temperatura de lavado, planchas menos y evitas el uso de la secadora.

Al elegir métodos de cuidado inteligentes alargarás la duración de las prendas favoritas de tu armario, a la vez que reduces la huella ecológica, y tu ropa estará igualmente limpia.

  • ¿Debe lavarse la ropa?
    A veces lavamos prendas que no están sucias. En ocasiones, ventilar y cepillar una prenda puede ser suficiente.
  • Reduce la temperatura de lavado
    En las etiquetas de lavado de H&M figura siempre la mayor temperatura recomendada. Lava a menor temperatura para ahorrar energía. La mayoría de detergentes consiguen el mismo resultado de lavado a temperaturas más bajas. Un programa de lavado a 40ºC consume la mitad de energía que uno a 60ºC. H&M recomienda lavar la ropa muy sucia y la lencería a la mayor temperatura permitida. No lavar las prendas a temperaturas superiores a las indicadas en las instrucciones de lavado.
  • ¡Llena la lavadora!
    Separa la ropa por colores y grados de temperatura. Utiliza la lavadora a plena capacidad. La lavadora se considera llena cuando puedes introducir un puño por encima de la colada sin estrujar las prendas. Es recomendable utilizar un programa de bajo consumo energético, opción existente en la mayoría de lavadoras actuales.
  • Utiliza un detergente con etiqueta ecológica
    Utiliza un detergente con etiqueta ecológica, sin blanqueadores ópticos ni fosfatos perjudiciales para el medio ambiente. No te excedas en la dosificación. Utilizar más detergente del indicado no da mejores resultados. El agua blanda no requiere tanto detergente como la dura.
    Evita el uso de suavizantes. H&M recomienda su uso en prendas acrílicas para contrarrestar la electricidad estática que se produce al lavarlas.
  • Evita la limpieza en seco
    La limpieza en seco es un proceso de lavado que requiere disolventes orgánicos, perjudiciales para el medio ambiente. Algunas prendas de H&M deben lavarse en seco porque incluyen detalles o tejidos que se destiñen o deforman en la lavadora. En la actualidad, existen procesos de limpieza en seco respeutosos con el medio ambiente y que solo utilizan dióxido de carbono reciclado de la industria. Este tipo de limpieza en seco no emite sustancias perjudiciales.
  • Secado
    El consumo energético de secadoras y armarios para secar es elevado. El sol es la mejor secadora. Para reducir el tiempo de secado, centrifugar las prendas bien antes de sacarlas de la lavadora.
  • ¡Dona tu ropa!
    Las prendas que ya no quieras, dónalas a organizaciones de ayuda. De esta manera, prolongas la vida útil de una prenda.