Por qué los aros son el accesorio definitivo

Se han usado desde los albores de la civilización y son tan clásicos como el pendiente de perla. Pero con más carácter.
20 de diciembre de 2016

El piercing es la forma más antigua de modificar el cuerpo. Para demostrar esa declaración, hemos estudiado –aunque no literalmente– lo que los arqueólogos han descubierto al desenterrar las tumbas de hombres y mujeres de los imperios más antiguos del mundo. Aparentemente, la gente de todos los rincones del mundo se ha estado perforando la nariz y el lóbulo de la oreja desde hace miles de años. El piercing de oreja sigue siendo la modificación corporal más común, se perforan nuevos lóbulos cada minuto.

La idea de los pendientes –y de las joyas en general– es aportar más belleza a la cara. El aro hace justamente eso. Es un modelo clásico que está en uso desde siempre. Sin embargo, su reputación no es tan inmaculada como su brillo. 

La eterna iniciadora de modas Brigitte Bardot adoraba los aros y en su juventud a menudo llevaba un par de aros bamboleantes del tamaño de un puño. Al igual que con la mayoría de las otras prendas y accesorios que amaba este icono, los pendientes de aro también se convirtieron en un pilar del armario (o para ser más exactos, del joyero). Aunque Bardot simbolizaba el estilo glamuroso y lujoso de la Riviera en los años 50, 60 y 70, los pendientes de aro pasaron a ser un accesorio It en subculturas y entornos menos extravagantes.

En los años 70 fueron adoptados por los punks –quienes alternaban entre imperdibles y aros– así como por disco divas en Studio 54. Más adelante, las estrellas femeninas del r’n’b y hip hop de los 90 y 00 llevaban aros para realzar su estilo musical y personal. Es gracias a mujeres fuertes, cool e impulsoras de la moda como Janet Jackson, J-Lo y Nelly Furtado que los aros han recuperado su reputación como símbolo de fiereza y fuerza. 

Los pendientes de aro son como los de perla pero con carácter, y al igual que otras aficionadas a los aros, desde Lana Del Rey hasta Kim Kardashian, nosotros también los amamos. 

Celebra los atemporales aros mirando nuestros favoritos seleccionados abajo. Si estás sedienta de pendientes, echa un vistazo ahora a nuestra historia de la moda destacada con todos los mejores estilos disponibles en H&M.

Tags