Inspiración de la década de 1970 en la pasarela de Louis Vuitton, Gucci, Missoni, Naomi Campbell en el desfile de Emilio Pucci y Chanel primavera 2015, Getty Images.

Inspiración de la década de 1970 en la pasarela de Louis Vuitton, Gucci, Missoni, Naomi Campbell en el desfile de Emilio Pucci y Chanel primavera 2015, Getty Images.

Ese show de los 70

Tanto si quieres bailar con un vestido sin espalda o conseguir ese trabajo con un traje con pantalón de campana, sigue el ejemplo de los alocados años 70 - la moda de esta década es una perfecta inspiración en esta temporada.
12 de marzo de 2015

¿La perfecta personificación de la temporada? Una aparición sorpresa de Naomi Campbell en el desfile de Emilio Pucci. Desfilando con orgullo por la pasarela, la supermodelo llevaba un vestido maxi inflado y sin espalda, y su tejido multicolor estilo batik, junto con una banda sonora de Fleetwood Mac a todo volumen y el mohín sin prisas aunque con confianza, lo decían bien clarito: la década de 1970 ha vuelto, oficialmente. 

Emilio Pucci no era la única marca que estaba rememorando el pasado. Etro canalizó el movimiento hippie con una colección de vestidos inflados, ponchos y joyas con cuentas. Eso mismo hizo Missoni, donde los colores de ese punto característico estaban lavados y revoltijados en una mezcolanza retro que incluía turbantes y faldas al viento. En Gucci, Frida Giannini estaba menos volcada al "niño salvaje" y más al chic de la década de 1970, con su colección de vestidos de gamuza con corte a cuerpo y vestidos sueltos sin espalda. 

La de 1970 fue una década que vio cómo se desvanecían los códigos de vestimenta, y la ropa para la vida cotidiana dominaba las tendencias. Gracias a la actual obsesión con dicha década, la tela vaquera ha vuelto a ser elevada a un estatus de alta moda, desde los vaqueros con lavado de color índigo de Louis Vuitton y Chloé a los monos de Sonia Rykiel y Stella McCartney. Los amplios acampanados de los 70 también vuelven a estar de moda. 

Pero la década de 1970 también fue una época de conciencia política y juventud amante de la libertad que se rebelaba contra la conformidad de la sociedad tradicional acompañados de los sonidos de las guitarras de rock y ritmos de discoteca. 

Esta influencia resultó evidente cuando el retro viajó nuevamente desde Milán hasta París. En Chanel, la década de 1970 llegó bajo la forma de estampados psicodélicos (pintados a mano por Karl Lagerfeld en persona) y una protesta escenificada en la pasarela. La sirena de Saint Laurent en la década de 1970 fue Marianne Faithfull cruzada con Iggy Pop – las plataformas y turbantes hbueran quedado perfectas en el club hedonista Studio 54 de Nueva York. 

Parece que la conciencia colectiva de los diseñadores de moda (y sus fans) está llena de sueños de amor libre, experiencias extremas y un mejor mundo para todos. ¡Suena como una tendencia a la que será difícil resistirse!

Tags