Los desfiles de moda de Primavera 2015 se parecían mucho a un mercadillo. Burberry Prorsum, Marc By Marc Jacobs, Céline, Stella McCartney y Miley Cyrus estuvieron inspirados, Getty Images.

Los desfiles de moda de Primavera 2015 se parecían mucho a un mercadillo. Burberry Prorsum, Marc By Marc Jacobs, Céline, Stella McCartney y Miley Cyrus: todos estuvieron inspirados, Getty Images.

Objetos perdidos

Hubo un claro aire de tesoros vintage en algunas de las colecciones de primavera, con ropa y looks que parecían algo que hubieras encontrado en un mercadillo más bien que en una tienda elegante.
19 de marzo de 2015

¿Sabes esa sensación que tienes cuando das con un fabuloso tesoro vintage? Bien pues, los diseñadores lo están replicando en esta primavera. Las colecciones basadas en hallazgos de segunda mano han sido omnipresentes en las pasarelas, sugiriendo que el estilo novedoso de la tendencia minimalista está a punto de ser reemplazado por algo más libre. Si lo dudas, mira a Céline. Phoebe Philo, la gran dama del minimalismo, reemplazó su hoja en blanco por estampados texturizados y capas, comentando entre bambalinas que deseaba "explorar la no edición, y ver a dónde me lleva".

Un objetivo admirable, y uno al que otros diseñadores han hecho eco. Stella McCartney habló acerca de la inspiración que obtuvo de una colección de mujer de prendas favorecidas, y usó seda lavada estilo "loveworn" como componente principal de sus diseños, mientras que la colección de Burberry de Christopher Bailey tomó sus estampados de libros de bolsillo que el diseñador descubrió en una librería de segunda mano. Prada, siempre un barómetro indicador de las tendencias de la moda, exploró los textiles vintage, con técnicas anticuadas como referencia de inspiración. 

También hace un llamamiento al "hazlo tú mismo", otra forma de ponerse creativos y crear un look que sea tuyo personal. Luella Bartley, la directora de diseño de Marc by Marc Jacobs, dijo que se había inspirado en los valores y actitudes punk para su colección de primavera, cosa que se expresó mediante vestidos desarmados y rejuntados en plan patchwork para crear algo nuevo. Jeremy Scott, mientras tanto, se agarró a Miley Cyrus para que lo hiciera ella misma, cosa que resultó en joyas fabricadas con hallazgos de tiendas de cosas usadas. Esta clase de look perfectamente imperfecto -algo desaliñado y centrado en la creatividad más que en supervisión perfeccionista- era algo que habíamos estado echando en falta en la moda últimamente. Es una forma de vestirse en la que todos pueden participar, sea haciendo ahorros en la tienda de segunda mano de tu zona o fabricando algo tú mismo en casa. ¡Nos alegra que haya sido encontrada nuevamente! 

Tags