3 tendencias de cuidados rápidos de la piel para probar ahora

Desde lo último proveniente de Corea del Sur hasta lograr esa luminosidad general, ¡conoce ahora las novedades!
30 de agosto de 2017

MIEL DE MANUKA
Cleopatra es un icono de la belleza, y bien que lo es. En lo que respecta a cuidados de la piel, también puede que hubiera encontrado algo especial con sus mascarillas faciales de leche y miel. Porque resulta que la miel tiene diversos beneficios para la piel y es el ingrediente más novedoso y que está causando gran revuelo. La miel tiene fama especialmente por sus propiedades antibacterianas. Las enzimas que contiene liberan compuestos naturales que atacan las bacterias del acné (flavonoides, peróxido de hidrógeno y ácido fenólico), lo cual la hace muy aclarante, pero es apta para todo tipo de piel. La miel tiene también una buena dosis de antioxidantes, que aceleran la curación de la piel, y la miel de manuka en particular apoya la inmunidad natural de la piel, refuerza la barrera cutánea y ayuda a proteger a la piel de las lesiones y los factores medioambientales. En lugar de usar el enfoque de "hazlo tú misma" (¡piensa en lo pringoso que sería!) la manera más fácil de empezar a usar miel es con una mascarilla como la Manuka Honey peel-off mask.

LA NORMA DE LOS TRES SEGUNDOS
La última novedad de Corea del Sur, ese caldo de cultivo de tendencias y consejos para la belleza, es algo llamado "la norma de los tres segundos", que se refiere a la ventana de tres segundos que tienes después de limpiarte la piel, antes de aplicarte el primer producto de belleza. ¿Y por qué lo están haciendo así las mujeres de Corea? La piel húmeda es más receptiva que la piel seca a los ingredientes activos que contienen tu sérum o crema, porque entonces es más permeable. En otras palabras, lograrás una mejor absorción de tus productos usando la norma de los tres segundos. Sin embargo, la clave es no tener la piel totalmente mojada. Y no te preocupes si se te han pasado los tres segundos o incluso minutos después de limpiarte la cara. Simplemente usa una toalla facial húmeda para humedecerte la piel o rocíate con un poco de Face Mist y luego continúa con el resto de tu rutina de cuidados faciales. 

GOTAS ILUMINADORAS
Tanto si has estado trabajando duramente para lograr esa luminosidad desde dentro habiendo encontrado la rutina de cuidado facial que sea perfecta para ti, o te has vuelto una experta con los iluminadores y las brochas en abanico (¡o tal vez ambas cosas!), a veces está bien hacer atajos. ¡De verdad! Especialmente al hablar de gotas iluminadoras. El iluminador líquido transparente puede, naturalmente, aplicarse por sí solo, pero brillará de verdad (valga la redundancia) cuando lo combinas con un producto fluido o en crema como una hidratante, base de maquillaje o imprimador. Conseguirás instantáneamente esa luminosidad general que resulta tan atractiva en estos momentos. Empieza simplemente por añadir una gota o dos a tu producto deseado en el dorso de tu mano y mézclalo. Añade más líquido iluminador en caso necesario y vuelve a mezclar. Extiéndelo luego por toda tu cara y admira tu nuevo aspecto radiante.

Tags