Pon tu rutina de belleza patas arriba

Tres tendencias de maquillaje que nos hacen pensar con originalidad.
5 de mayo de 2017

EL OJO DE GATO INVERTIDO
Tanto si prefieres delinearte solamente el párpado inferior (para un look de ojos inocentes y bien abiertos) o no consigues hacerte con el tradicional trazo felino, o si simplemente quieres probar algo nuevo, ¡te presentamos el superfácil ojo de gato invertido! Tiene un aire tan seductor y taciturno que nos tiene sedientos por verlo más. Con tu delineador favorito, empieza por la comisura interna y luego pasa el delineador por la línea inferior de las pestañas, continuando hasta llegar a la comisura externa. Alarga la línea desde la comisura externa para crear un ala, simplemente siguiendo el ángulo de tu línea inferior de pestañas. Para lograr un ala con una terminación muy aguda, usa un pincel en ángulo para extender la línea o un bastoncillo de algodón para hacerla más fina donde sea necesario. Regresa y rellena el borde interno del párpado inferior. ¡Da un paso atrás y admira tu creación!

CONTORNOS SUAVES
Aunque es hardcore, el sculpting en toda regla tiene su momento y lugar, así que nos alegra recibir a su primo más suave y recatado: el contouring suave. Es más bien una sutil sugestión de sombra, estilo años 90. Es cierto que se usa menos producto en general, pero este efecto se puede lograr de varias formas diferentes. Usando una sombra suave uno o dos tonos más oscura que tu base de maquillaje, superpón el color de contorno con el colorete. O simplemente céntrate en la zona justo por debajo de la mitad superior de tus pómulos (en lugar del hueco de la mejilla). De esta forma corres menos riesgos de quedar "a rayas". Finalmente, en lugar de una densa brocha de contouring, prueba con una brocha angulada con la cabeza más redondeada. No solamente podrás ceñir los contornos de tu rostro, sino que este acabado de foco suave será exactamente lo que estás buscando.

PIEL DEPORTIVA
De laas semanas de la moda de todo el mundo a veces surgen looks de belleza extraños y sin embargo increíblemente fáciles de incorporar. Tomemos por ejemplo el aspecto de "piel deportiva". No reluciente estilo "dewy" ni literalmente chorreando de sudor (¡por suerte!), sino algo más similar al brillo aterciopelado que tienes después de correr varios kilómetros. ¿Cómo se traduce esto en términos de maquillaje? Una complexión mate y aterciopelada con una tenue iluminación para lograr ese acabado como "iluminado desde dentro". Después de completar tu base favorita, aplica una leve capa de polvos fijadores por toda la cara para lograr la parte mate. Aspira a un look suave y difuso. Luego pasa el iluminador (usa los colores claros de la H&M Contouring Palette, o un iluminador en polvo) por los puntos elevados de la cara: los pómulos, el arco de Cupido, el puente de la nariz y un poquito en la barbilla y la frente. ¿Una luminosidad saludable sin atacar las máquinas ni sufrir las cuotas del gimnasio? ¡Nos apuntamos!

Tags