Trae las prendas que ya no quieras; de cualquier marca y en cualquier estado. Nos aseguraremos de darles buen uso.
No dejes que la moda se desperdicie.
El desgaste, las roturas o el uso no son motivo suficiente para no darles una segunda oportunidad. Un calcetín suelto, ese vestido tan usado o una camisa destrozada. Toneladas y toneladas de textiles, que se podrían haber reutilizado o reciclado, se tiran junto con la basura del hogar. Somos una de las empresas de moda más grandes del mundo y por ello, en 2013, implementamos una iniciativa global de recogida de ropa, que refleja nuestro compromiso. ¡Tráenos tus prendas, y les daremos una segunda oportunidad! Juntos podemos cerrar el círculo de la moda.
Trae todas las prendas que ya no quieras a nuestras tiendas.
Misma prenda. Nuevo estilo.
Creemos que las prendas se merecen un final mejor que terminar en vertederos. De ahí que en nuestra reciente iniciativa Conscious hayamos introducido dos diseños nuevos en 500 piezas únicas; a partir de denim usado. Entendemos que con prendas usadas se puede confeccionar una moda fantástica.
La moda es reciclable.
Para los grandes seguidores de la moda. Echad un vistazo a estos artículos, confeccionados con un 20 a 30 por ciento de fibras recicladas de prendas que recogemos. A día de hoy, no se puede utilizar un porcentaje mayor con garantía de calidad. Pero estamos invirtiendo en I+D para que al final sea posible y podamos añadir un porcentaje mayor en un futuro no muy lejano.
Así es como funciona.
Deja tu bolsa de ropa usada en cualquier tienda local de H&M. Nosotros nos encargamos de que las prendas lleguen a nuestros almacenes y puntos de almacenaje. A continuación, nuestro socio I:CO las recogerá y llevará a su planta de clasificación más cercana.
Las prendas recogidas se clasificarán en más de 350 categorías diferentes. Aquellas en buen estado que aún se puedan utilizar, se distribuirán mundialmente como artículos de segunda mano.
El resto de ropa recogida que no se pueda distribuir como mercancía de segunda mano se convertirá en otros productos, como paños de limpieza o artículos transformados. También se puede tratar y utilizar en el sector del automóvil o de la construcción como acolchado o aislante. A algunas prendas se les dará una segunda oportunidad como fibras textiles. En ese caso, se pueden usar en el hilado de nuevas prendas de H&M Conscious.
Durante el proceso, no se desperdicia nada. Se recicla hasta el metal de los botones y las cremalleras. Se aprovecha hasta la más mínima partícula. Luego se prensa en jaulas para su envío a la industria del papel como producto complementario al cartón. Existe un 1% de las prendas recogidas que se quema y convierte en energía nueva.
Cada prenda cuenta.
Juntos podemos cerrar el círculo y no dejar que la moda se desperdicie. Lleva todas tus prendas usadas a una tienda de H&M, y nosotros nos encargaremos del resto. Se recompensará a todo aquel que recicle.
H&M no se lucra de las prendas recogidas. Los ingresos de los artículos recogidos se donan a organizaciones benéficas y se invierten en innovación de reciclaje.
Trae las prendas que ya no quieras; de cualquier marca y en cualquier estado. Nos aseguraremos de darles buen uso.
No dejes que la moda se desperdicie.
El desgaste, las roturas o el uso no son motivo suficiente para no darles una segunda oportunidad. Un calcetín suelto, ese vestido tan usado o una camisa destrozada. Toneladas y toneladas de textiles, que se podrían haber reutilizado o reciclado, se tiran junto con la basura del hogar. Somos una de las empresas de moda más grandes del mundo y por ello, en 2013, implementamos una iniciativa global de recogida de ropa, que refleja nuestro compromiso. ¡Tráenos tus prendas, y les daremos una segunda oportunidad! Juntos podemos cerrar el círculo de la moda.
Trae todas las prendas que ya no quieras a nuestras tiendas.
Misma prenda. Nuevo estilo.
Creemos que las prendas se merecen un final mejor que terminar en vertederos. De ahí que en nuestra reciente iniciativa Conscious hayamos introducido dos diseños nuevos en 500 piezas únicas; a partir de denim usado. Entendemos que con prendas usadas se puede confeccionar una moda fantástica.
La moda es reciclable.
Para los grandes seguidores de la moda. Echad un vistazo a estos artículos, confeccionados con un 20 a 30 por ciento de fibras recicladas de prendas que recogemos. A día de hoy, no se puede utilizar un porcentaje mayor con garantía de calidad. Pero estamos invirtiendo en I+D para que al final sea posible y podamos añadir un porcentaje mayor en un futuro no muy lejano.
Así es como funciona.
Deja tu bolsa de ropa usada en cualquier tienda local de H&M. Nosotros nos encargamos de que las prendas lleguen a nuestros almacenes y puntos de almacenaje. A continuación, nuestro socio I:CO las recogerá y llevará a su planta de clasificación más cercana.
Las prendas recogidas se clasificarán en más de 350 categorías diferentes. Aquellas en buen estado que aún se puedan utilizar, se distribuirán mundialmente como artículos de segunda mano.
El resto de ropa recogida que no se pueda distribuir como mercancía de segunda mano se convertirá en otros productos, como paños de limpieza o artículos transformados. También se puede tratar y utilizar en el sector del automóvil o de la construcción como acolchado o aislante. A algunas prendas se les dará una segunda oportunidad como fibras textiles. En ese caso, se pueden usar en el hilado de nuevas prendas de H&M Conscious.
Durante el proceso, no se desperdicia nada. Se recicla hasta el metal de los botones y las cremalleras. Se aprovecha hasta la más mínima partícula. Luego se prensa en jaulas para su envío a la industria del papel como producto complementario al cartón. Existe un 1% de las prendas recogidas que se quema y convierte en energía nueva.
Cada prenda cuenta.
Juntos podemos cerrar el círculo y no dejar que la moda se desperdicie. Lleva todas tus prendas usadas a una tienda de H&M, y nosotros nos encargaremos del resto. Se recompensará a todo aquel que recicle.
H&M no se lucra de las prendas recogidas. Los ingresos de los artículos recogidos se donan a organizaciones benéficas y se invierten en innovación de reciclaje.