5 razones para enamorarte de la camisa de seda

Un artículo chic y atemporal, y uno de los más polifacéticos en moda.
6 de diciembre de 2017
  1. ANTIGUO ACABADO DE SEDA
    Uno de los tejidos más antiguos conocidos por el hombre es la seda que se ha utilizado en las prendas durante más de tres mil años, y aún sigue siendo uno de los materiales más lujosos a nuestro alcance. Según cuenta la leyenda, fue descubierta de casualidad por la emperatriz china Hsi Ling Shi, quien estaba sentada bajo un arbusto de moras cuando le cayó un capullo de seda en la taza. El capullo se desenredó en el agua caliente y los brillantes hilos de seda salieron a flote. Tras este sorprendente descubrimiento, los gusanos de seda se empezaron a cultivar en China, y con el tiempo el mundo fue conocedor de este tejido tan suave y brillante a través de la Ruta de la seda.

  2. PRENDA MASCULINA CON TOQUE FEMENINO
    La clásica camisa blanca ha sido un sello distintivo de moda desde el siglo XIX. Esta prenda de armario, que por lo general es de algodón, adquiere una forma y silueta femeninas cuando se confecciona en seda. En los años 50, cuando las mujeres empezaron a llevar pantalones, artículos tradicionalmente masculinos como la camisa tuvieron también gran aceptación. La icónica actriz Katharine Hepburn –a menudo catalogada como la primera mujer que llevó pantalones– fue una de las féminas más influyentes que lanzó esta tendencia, donde resaltaba la combinación de camisa de seda con pantalón de cintura alta. 

  3. CLAVE PARA POTENCIAR TU VESTUARIO
    Hay sólo un par de artículos que encajan en cualquier ocasión. La camisa de seda es uno de ellos. En consecuencia, es uno de los componentes clave para potenciar tu vestuario, al ser uno de esos artículos que se consideró formal y adecuado para que las mujeres lo llevasen al trabajo. En los años 60 y 70, las camisas de seda junto con los pantalones de traje crearon tendencia entre las mujeres trabajadoras.

  4. TENDENCIA DEL ESTAMPADO ATREVIDO DE LOS 80
    Sin unas reglas de moda definidas, la camisa de seda se adentró en un nuevo escenario en los años 80 y 90, en gran parte gracias a Gianni Versace. El legendario diseñador italiano introdujo las camisas estampadas en una década en que la gente ansiaba lucir un toque personal. No había estampados demasiado atrevidos o inusuales, y en Miami, Los Ángeles e Ibiza era difícil no encontrarse con cientos de camisas de seda en colores llamativos. 

  5. IMPRESCINDIBLE DE ARMARIO
    Pasados los años 80, en la década de los 90 nos encontramos con una tendencia minimalista. Entonces la gente se olvidó de la seda estampada aunque no del modelo liso, multifuncional y versátil que mantuvo a la camisa como un imprescindible de armario. Una prenda que se puede llevar a la oficina, que rezumba una elegancia desenfadada y un look chic atemporal; ideal incluso para salir de noche o para un día de playa. 

Celebra la camisa de seda y compra nuestra selección especial a continuación.

EL EQUIPO

FOTÓGRAFO Andreas Sjödin

DIRECTOR Andreas Sjödin

STYLING Lisa Lindqwister | Lund Lund

DOP Max Larsson

MODELO Alima Fofana | W360

PELO Lok Lau | CLM Agency

MAQUILLAJE Anya De Tobon | Link Details

Tags