Lo que necesitas saber sobre el mono

Es la solución en una pieza para todos tus desafíos de vestuario del verano. Así es como nació y es en esto que tienes que pensar cuando te metes en uno.
27 de junio de 2017

Esquiadores, aviadores, paracaidistas. La historia del mono empieza a comienzos del siglo XX, a la sombra del desarrollo de la aviación moderna, ya que fue creado para las personas que saltaban con ellos (de ahí su nombre de "jump-suit" en inglés). Las raíces del mono están a toda una galaxia de distancia del estatus lujoso que tienen hoy. En aquella época era una prenda que se utilizaba en un sector laboral extremadamente peligroso; hoy en día es una prenda que llevan chicas perezosas (aunque chic) que no quieren desperdiciar tiempo combinando dos prendas diferentes.

El primer mono diseñado para uso cotidiano fue introducido por el artista italiano Thayat en 1919. Él quiso hacer una declaración anti-burguesa y creó una prenda cómoda y fácil de llevar para las mujeres de la clase obrera en fábricas y campos. Sin embargo, su visión de esta prenda como característica del proletariado tuvo un efecto bumerán al adoptar rápidamente popularidad entre la clase alta florentina. Se tardaría otra década hasta que esta cómoda prenda de una sola pieza alcanzara un estatus en la moda.

Es el arquetipo del glamour relajado y sin esfuerzo.
Acerca del mono

A finales de los años 30, la legenda de la moda –y máximo rival de Coco Chanel– Elsa Schiaparelli presentó el mono tal como lo conocemos hoy en día (exceptuando que venía con una cantimplora y una máscara antigás a juego). Fabricada en seda verde con grandes bolsillos frontales, recibió elogios de los críticos y adquirió categoría como una opción apropiada de vestido de noche. En las décadas de 1940 y 1950, las superestrellas de Hollywood Kathrine Hepburn y Rita Heyworth fueron vistas llevando prendas de seda de una pieza, lo cual hizo que esta prenda se pusiera de moda, aunque fuera por poco tiempo. Aquí, el mono se convirtió en un indicativo de clase y de pensamiento progresista y utilitario en la moda.

Aunque el mono fue aceptado como prenda de vestir para la mujer en la década de 1950, alcanzó su verdadera categoría de tendencia en las décadas de 1970 y 1980. Estando de moda los overoles y petos estilo disco, de un solo color, y los conjuntos inspirados en el aerobic, el mono era prenda obligada para combinarla con el pelo superrizado, el delineador de ojos neón y los calientapiernas. 

Con el fin de los 80, también fue el fin del amor por el mono. Aunque la tendencia se desvaneció, el mono se había convertido en una prenda atemporal y bien anclada en la moda, volviendo a sus raíces glamurosas y al look desenfadado que representó inicialmente en las décadas de 1940 y 1950. 

Hoy en día, el mono es una de las prendas más versátiles de nuestros armarios y el artículo definitivo para ir desde la playa a la velada en sociedad. Es el arquetipo del glamour relajado y sin esfuerzo. Este verano, celebramos su comodidad y frescor, así que mira abajo nuestra lista, para ver los favoritos seleccionados de H&M Magazine que están en tiendas ahora. 

 

Puedes leer las historias detrás de todos tus favoritos del armario aquí. 

EL EQUIPO

FOTÓGRAFO: Andreas Sjödin

ESTILISTA: Marcus Söder | Link Details

DIRECTOR: Max Larsson

MODELO: Tandi Reason Dahl | Oui Management

CABELLO: Cim Mahony | Lalaland Artists

MAQUILLAJE: Trine Skjøt | Lund Lund

Tags